7 maneras de reducir la factura de su teléfono celular

 

Facturas

Pequeños cambios podrían sumar grandes ahorros en su factura de teléfono celular.

¿Alguna vez abrió la factura de su teléfono celular y pensó: “Vaya ” Sí, no lo creo.

Pero anímese: es posible ahorrar dinero en la factura de su teléfono celular sin hacer cambios drásticos. Los ajustes simples pueden reducir su factura, lo que le va ha generar grandes ahorros con el tiempo.

1. Opta por el pago automático

Tarjetas

La mayoría de los proveedores de servicios inalámbricos le descontarán de $5 a $10 de su factura si se suscribe a los pagos automáticos. T-Mobile aplica su descuento de $5 por línea, por lo que una familia de cuatro podría ahorrar $20 en su factura mensual al optar por el pago automático. Con algunos operadores, incluido Verizon, no puede usar una tarjeta de crédito para pagos automáticos, sino que debe vincular una cuenta corriente o una tarjeta de débito.

2. Cambiar a prepago

Omita la verificación de crédito y los gastos de los planes de pospago cambiándose a un plan o proveedor prepago.

Los planes prepagos de Verizon, T-Mobile y AT&T comienzan en alrededor de $30 a $40 por una cantidad limitada de datos.

Alternativamente, los operadores de prepago como Visible, Mint Mobile y Cricket ofrecen planes de menor costo, algunos de los cuales incluyen datos ilimitados. Los planes de estos operadores se ejecutan en las mismas redes nacionales que los tres grandes operadores.

3. Cambia o quita el seguro de tu celular

Cellphone

La mayoría de los proveedores de telefonía celular ofrecen una variedad de planes de protección. Sus opciones pueden incluir garantías extendidas, seguro y soporte técnico 24/7 para cualquier dispositivo habilitado para Bluetooth en su hogar.

En la mayoría de los casos, el nivel más bajo de protección del dispositivo tiene cobertura más que suficiente. Lo protege si su teléfono se pierde, se lo roban o se daña. También es la opción menos costosa, disponible a través de su proveedor de servicios inalámbricos, pero es probable que el precio varíe según el dispositivo.

Elimine el seguro por completo y ahorrará entre $ 80 y $ 300 por año, según su proveedor y el plan de protección actual. Esta es una excelente opción si su teléfono es más antiguo y/o no tiene un historial de dejar caer dispositivos al suelo.

4. Omita la actualización del teléfono

Su teléfono inteligente está diseñado para durar más de dos años, pero muchas personas lo cambian después de 24 meses. Si lo hace, puede bloquearlo en otros 18 a 24 meses de pagos a plazos para ese nuevo teléfono, agregando $ 20 a $ 40 por mes, por línea a su factura. Conservar su teléfono inteligente incluso durante un año después de haberlo pagado puede ahorrarle cientos de dólares. Por lo tanto, espere hasta que su teléfono realmente necesite ser reemplazado antes de actualizar. Entonces, considere comprar un teléfono celular usado para ahorrar aún más dinero.

5. Aproveche los descuentos

Descuentos

Los estudiantes, los empleados del gobierno, los miembros actuales y veteranos militares, los empleados de algunas empresas pueden calificar para un descuento en su servicio de telefonía celular.

La forma más fácil de averiguarlo es:

LLame a su operador o visite una tienda. Con frecuencia, debe verificar su estado, por ejemplo, con una dirección de correo electrónico o un talón de pago, para mantener activo su descuento.

6. Añade líneas

Esto parece contradictorio porque agregar una o más líneas aumentará tu factura. Pero dividir el costo con otras personas puede reducir la cantidad que cada uno paga.

Un plan con múltiples líneas obviamente tiene sentido para las familias, pero también podría ser una buena opción para un grupo cercano de amigos.

Designe a un titular de cuenta para que maneje la facturación y haga arreglos para que otros paguen a través de una plataforma de pago entre pares como Venmo o Paypal cada mes.

7. Actualice su dirección de servicio

Cellphone

Los impuestos y cargos agregados a su factura cada mes se basan en el lugar donde vive. Si se ha mudado a un nuevo estado, o alguien en su plan familiar lo ha hecho, podría ahorrar mucho simplemente actualizando su dirección de servicio. Y hacerlo es fácil. En la mayoría de los casos, simplemente inicie sesión en su cuenta y cámbiela en su perfil de usuario, tal como lo haría con su dirección de facturación.

Leave a Reply

2 × 5 =

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.